domingo, 21 de diciembre de 2014

LA OPINIÓN

“Alcohol, Sexo, drogas y rock and roll”

Hoy sólo Alcohol y Drogas, a la fiesta con el resto.


Estamos en Navidad, momento de comidas navideñas y de mucha felicidad, que no nos lo estropee nada. La alcoholemia y el consumo de drogas, cada vez en mayor proporción, como demuestran los últimos datos de la DGT, son una de las principales causas de los accidentes de circulación en España y los controles de alcoholemia y ya afortunadamente de drogas, una de las mayores preocupaciones de los conductores, sobre todo de los que van conduciendo en buenas condiciones y se encuentran de frente con uno que no lo está y se pasó ese control…

Pero, ¿qué es la tasa de alcoholemia?

La teoría dice que es la concentración de alcohol en sangre o en aire expirado, la máxima concentración en sangre se alcanza entre los 30 y los 90 minutos después de haberse producido su ingestión.

La tasa máxima de alcoholemia depende de muchas variables:

•       La cantidad de alcohol ingerido
•       El tipo de bebida que se consuma y la rapidez con que se ingiera.
•       Si se ha comido o no, el peso de la persona, el sexo:
•       La edad: el consumo de alcohol afecta más a los menores de 25 años y a los mayores de 60.

¿Cuál es la tasa máxima de alcohol permitida actualmente?


¿Qué cantidad de alcohol representan estas tasas?

En un hombre de aproximadamente 70 kg de peso, y de esos quedamos pocos (…):



En una mujer de aproximadamente 60 kg de peso, y en este no me pronuncio (…):



Todo esto son datos y más datos, que quedan bonitos en los artículos (…) pero la seguridad la tendrás sin beber nada, y es verdad, no te la juegues, con las drogas y el alcohol nunca hay cartas buenas, siempre las “marca la muerte”.
Pero si necesitas aun así saberlo, os contaré lo que ya sabemos, ¿cuáles son los efectos del alcohol y las drogas en la conducción?

Excitabilidad emocional, y disminución de la capacidad de juicio, euforia en el conductor, tendencia a la inhibición emocional, impulsividad, agresividad al volante, disminución de la percepción del riesgo, disminuye por tanto, la capacidad para calcular distancias y velocidades. Disminuye la agudeza visual y aumenta la sensibilidad al deslumbramiento. Se pierde el autocontrol: los movimientos se vuelven torpes, dando lugar a frenazos, zigzagueo y volantazos. Se presentan problemas de equilibrio y alteraciones en el oído y en el habla. … son sólo algunos de los efectos que provoca el alcohol y las drogas en la conducción.

No queremos acabar este artículo navideño sin unos datos de la DGT.

1.     El 25% de los fallecidos en carretera en Europa están relacionados con el alcohol, mientras que sólo el 1% del total de kilómetros recorridos son conducidos por personas con 0,50 g/l o más de alcohol en sangre, según  datos del Observatorio Europeo para la Seguridad Vial (ERSO).
2.     De las 100.000 pruebas de alcohol que los agentes de la agrupación de tráfico de la guardia civil realizaron el año pasado a conductores implicados en un accidente, 5.131 dieron positivo a alcohol (5,1%)
3.     Con una tasa de alcoholemia de 1,5g/l a 2,5 g/l, en sangre el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 15.
4.     El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses en su memoria 2013 constata que de los 557 conductores fallecidos en accidente de circulación 240, es decir el 43,09% resultaron positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.
5.     Y de estos 240, 161 (67,08%) resultaron positivos a alcohol solo o asociados a drogas y/o psicofármacos y en 85 (35,42%) de los casos se detectaron drogas solas o asociadas con alcohol y/o psicofármacos.

Por último, entre las drogas detectadas, la cocaína, el cannabis y los opiáceos derivados de morfina fueron los más comunes.

No merece  la pena, “morir o matar”, por lo absurdo, y por si fuera poco nos jugamos sanciones muy, muy elevadas, incluyendo la privación de la libertad, CARCEL, créaselo, no es generar miedo, es la pura realidad del día a día de los Juzgado de Guardia de toda España, pero esto lo dejaré para cuando pasen las fiestas, disfrútenlas con su familia, amigos, o con quien quieran, pero sin ALCOHOL NI DROGAS, el sexo y rock and roll, ya es cosa de ustedes o vuestra que tenemos confianza, hasta el año que viene.