domingo, 12 de junio de 2016

LA OPINIÓN con José Luis Vilaplana




ASí SI, NOS VAMOS DE VACACIONES “PEPPO”.



Con la llegada del verano, ya queda menos, aunque por las altas temperaturas que nos acompañan estos días parece que ya ha llegado con todo su calor, para aquellos amantes de los animales, que tengan mascota (perro, gato, periquito conejo y todas las especies que nos imaginemos) se nos plantea la gran pregunta ¿me la llevo o NO me la llevo de vacaciones?

Si no me la llevo, ¿a quién se la dejo?, suerte de aquellos que tengan parientes/amigos que se ofrezcan a cuidarla y para los demás Bendito www.google.es con las innumerables opciones de gente amante de los animales que por un módico precio acoge tu mascota durante tus vacaciones y la cuida.
Si llevo mi mascota conmigo a que disfrute también de unas merecidas vacaciones, si el viaje es en avión, barco, tren, autobús etc., el cómo y el cuanto dependerá de cada compañía.

Pero si me voy  en coche el llevar correctamente a mi mascota sólo dependerá de mí, el Conductor del vehículo, por que el art 18.1 del Reglamento General de Circulación menciona expresamente que es obligación del conductor la «adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos» lo que no es mucho decir, pero sí lo suficiente como para que no se considere que un perro que viaja tumbado entre las piernas de un pasajero, va adecuadamente colocado, o que se puede llevar a un gatito en brazos sin problema.

Para evitar que si volvemos de vacaciones con algo menos de dinero del esperado, ese “imprevisto” se deba a una denuncia y su correspondiente sanción por llevar al animal suelto o inadecuadamente sujeto en el interior de su vehículo, algo que pudimos controlar y no lo hicimos por desconocimiento o descuido.

Ahí van una serie de pautas a tener en cuenta

·         Para animales pequeños, gatos, perros  pequeños, hámster conejos etc., los trasportines que se colocan en el suelo son la mejor opción, y por supuesto que estén homologados.
·         Transportín de maletero (para perros de gran tamaño) se pondrá lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha, es decir, de lado.

·         Si queremos que vaya en el maletero es necesario que haya una separación del habitáculo que ocupan los humanos con una red o barras.
·          Arnés. Está indicado para perros, en especial para los que superen los 10 kilos. El animal viajará en el asiento trasero del coche, nunca delantero, y el arnés se sujeta al cinturón de seguridad del vehículo. Se recomienda usar el de doble anclaje porque en caso de colisión la hebilla del que tiene un solo enganche se rompe y el perro choca contra el respaldo del asiento en el asiento trasero.

Ciertamente, la normativa no es demasiado precisa respecto a lo que hay que hacer para cumplir con todos los preceptos de seguridad, (esto no supone ninguna novedad ni sorpresa par quien me lea habitualmente…) por eso elige la que mejor se adapte a tu viaje y a tu tipo de mascota y a disfrutar en buena compañía.!! FELICES VACACIONES, YA ESTAN LLEGANDO…