domingo, 20 de septiembre de 2015

LA OPINIÓN

PILAS CARGADAS, DESCARGA DE INTENCIONES

Volvemos de las vacaciones con las pilas cargadas, pero a veces, nos damos cuenta que hay quien pretende que nos vaciemos de carga pronto.

De hecho quiero darle un nuevo aire a esta mi sección de opinión, dándole un contenido distinto, asumiendo que estoy escribiendo en una página que es un referente en el mundo del  Motor el tráfico, la circulación, los accidentes, no me gustaría que no pudiéramos poder comunicarnos de manera amplia, y que mis pensamientos desarrollados en línea a línea, sean de vuestro agrado, a veces os saquen una sonrisa de la cara y a veces una muesca de tristeza, ya que la vida es la eterna dualidad, el Betis y el Sevilla, Macarena y Triana, el Blanco y el Negro, la derecha y la izquierda, (o la coleta y el catalán) siempre dos, a veces para compensar, a veces simplemente para poder tomar decisiones “fáciles” a más para elegir, más difícil, nos gustan las cosas fáciles, y así nos va.
Yo desde estas líneas abogo, porque se piense se discuta, se critique, desde la absoluta indiferencia de no sentirse definido por nada, más que por la felicidad común, un gran corazón, la sonrisa, el bien a los demás y una “jartá” de sentido del humor, la risa incluso antes que el sentido común, ¿no? Ese sentido común tan poco común.
Soltado este rollo, y como soy abogado, para lo bueno y lo malo, os explicare el porqué del comienzo de mi artículo “…descargarnos pronto…”, leía el otro día un artículo que detallaba toda las leyes que habían “nacido” en el verano, ese que ya nos ha dejado a lo bestia, con la “ciclogénesis explosiva” que cuando yo era pequeño, se llamaba “temporal y lluvias fuertes”, pues bien me permito copiar y pegar para que veáis la barbaridad.

(Podéis ir directamente al final del listado no os lo echaré en cara…)



Si no he contado mal, suman 1.288 páginas, esto es 64 páginas y media por día para un “descanso” de 20 días. Olvídese Ud. de la playa o la montaña, los encuentros con los conocidos, el camping, la piscina o cualquier otra actividad lúdica en agosto, luego cuando alguien  esté tomando una cerveza, refresco o café, me haga la típica pregunta de “oye tengo un asuntito, si quieres te lo cuento, que seguro tú sabes cómo solucionarlo rápido en un hueco que tengas” ¿que debía responder? Dentro de la más absoluta educación por supuesto, en fin.
Y esto me hace preguntar, ya que hablamos en artículos previos modificaciones importantísimas del código penal que afectaban a los accidentes de tráfico, la eliminación de las Faltas, y que volveremos a tratar en esta esquina que me dan para vocear frente a todos, pero es que entre todas esta maraña legislativa hay normas de calado, que parecen escondidas en otras y no es una exageración es una triste realidad el título de la norma puede esconder una modificación casi de más importancia que lo que la norma inicial regula (de miedo vamos).
¿es el verano el momento de sacar normativa de este calado?, las normas son para conocerlas, para ser útiles, para garantizar una mínima seguridad jurídica para el ciudadano, y hecho así parecen sacarlas de tapadillo, (luego ya dirán lo del desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento)  y esto a unos meses de poder dejar el Gobierno, es qué no se ha tenido tiempo para trabajarlas, a veces no entiendo nuestros políticos, ¿para quién trabajan?, para mí, no, me dan la impresión, para mis vecinos, creo que tampoco, para ti, para tus vecinos, tampoco seguro, pero no se equivoquen no es cuestión de colores, de dualidades como antes decíamos, es cuestión de responsabilidades de honestidad de principios, o ausencia de estas o estos, no hay un político que sea capaz de mirarle a la cara a sus votantes o posibles votantes sin una sonrisa irónica de “me estoy quedando contigo… Y lo sabes”

Ah sí, feliz vuelta de vacaciones, el siguiente tendrá algún contenido “útil” aunque sea mi opinión, lo prometo. Por qué puedo prometer y prometo.