lunes, 11 de septiembre de 2017

OPEL INSIGNIA GSI SPORTS TOURER: EL STATION WAGON DEPORTIVO SIN COMPROMISOS



       Poderoso par motor: nuevo motor BiTurbo con 210 CV/154 kW y 480 Nm.
       Auténtico tope de gama: siempre con chasis FlexRide y tracción a las cuatro ruedas.
       Deportivo afinado: agresivo frontal y trasera, con llantas de 20 pulgadas.
       Factor premium: asientos deportivos integrados Opel de nuevo desarrollo con certificación AGR.
       Para toda la familia: amplio espacio para cinco ocupantes y hasta 1.665 litros de volumen de carga.
 
. Más afinado, más preciso y muy potente con el nuevo motor tope de gama, el nuevo deportivo Opel Insignia Sports Tourer GSi conquista no sólo al conductor, sino a toda la familia, dada la gran diversión que proporciona al volante sin comprometer ni el espacio, ni la practicidad. Es, simplemente un modelo sin compromisos.

El nuevo Opel Insignia Sports Tourer GSi ofrece todo aquello que los conductores más deportivos aprecian. El afilado station wagon puede ser ahora propulsado por el motor especialmente adecuado al buque insignia de la marca, el nuevo 2.0 litros BiTurbo diesel con 210 CV/154 kW y un poderoso par motor de 480 Nm (consumo según la normativa NEDC: urbano 8,9 l/100 km; extraurbano 6,1 l/100 km; combinado 7,3 l/100 km; emisiones de CO2 192 gr/km). El equipamiento de serie incluye el dinámico chasis electromecánico FlexRide especialmente puesto a punto, el innovador sistema de tracción a las cuatro ruedas con reparto vectorial del par motor, neumáticos de alto nivel de agarre y una nueva transmisión automática de ocho velocidades, que también se puede manejar a través de las levas en el volante, como en un coche de carreras.

Todos estos elementos aseguran una experiencia de conducción muy activa. Los diseñadores de Opel han dado al Insignia Sports Tourer GSi un aspecto muy deportivo que coincide plenamente con sus prestaciones. Las grandes entradas de aire cromadas en la parte delantera y el sutil spoiler en la trasera muestran inequívocamente que se trata del station wagon tope de gama con aspiraciones deportivas. En el interior, el conductor se instala tras el volante en unos nuevos asientos deportivos opcionales integrados desarrollados especialmente por Opel para este coche. El resto de los ocupantes disfrutan del habitual alto nivel de confort del Sports Tourer, con un gran espacio para las piernas en la segunda fila y hasta 1.665 litros de volumen de carga en el maletero, así como todo el infoentretenimiento y la conectividad que facilitan los sistemas Opel IntelliLink y OnStar. Todo ello hace del nuevo Insignia Sports Tourer GSi un eficiente station wagon que ofrece toda la emoción y diversión en su utilización diaria.

Los mejores motores, chasis y frenos: el GSi es un atleta de la cabeza a los pies

Al igual que el Insignia Grand Sport GSi, los ingenieros han puesto a punto el Opel Insignia Sports Tourer GSi en el legendario Nordschleife del circuito de Nürburgring. Allí, en la zona montañosa de Eifel, Opel posee un centro de pruebas para calibrar sus modelos más deportivos. Opel equipa este modelo con los dos motores más potentes de toda su gama. El nuevo 2.0 litros diesel BiTurbo diesel equipa turbo alimentación secuencial, entregando 210 CV/154 kW a 4.000 rpm y un par máximo de 480 Nm desde sólo 1.500 rpm. El nuevo Insignia Sports Tourer GSi BiTurbo acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 231 km/h.

Para aquellos que prefieran un alegre motor de gasolina, pueden elegir su GSi con el motor 2.0 Turbo de gasolina e inyección directa de 260 CV/191 kW que entrega un par motor de 400 Nm entre las 2.500 y las 4.000 rpm (consumo de combustible según el nuevo ciclo de conducción europeo NEDC: 11,5 l/100 km urbano; 7,1 l/100 extraurbano; combinado 8,7 l/100 km, emisiones de CO2 199 g/km). Este motor permite al Sports Tourer GSi acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h.

La base para ofrecer la máxima diversión de conducción y el aprovechamiento eficiente de la potencia disponible es el nuevo chasis del GSi. Los muelles más cortos rebajan la altura de la carrocería del Sports Tourer en 10 mm comparado con el modelo normal y los amortiguadores deportivos específicos reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. El chasis electromecánico FlexRide, que es de serie, adapta la respuesta de la amortiguación y de la dirección en fracciones de segundo. El sistema optimiza también la calibración del pedal del acelerador, ofreciendo una respuesta más rápida, y elevando los puntos de cambio de la caja de cambios automática de ocho velocidades. En función del modo de conducción elegido - Standard, Tour o Sport – la respuesta de la dirección y del acelerador puede ser más suave (Tour) o más rápido y preciso (Sport). Exclusivo para el GSi es el modo Competición, que se activa a través del botón ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos tener menor balanceo y desconectar el control de tracción. Y si el conductor del Insignia GSi quiere tener todo bajo control, también puede cambiar de marcha con las levas situadas en el volante.

El sistema de tracción integral Twinster con reparto vectorial del par motor, que es único en este segmento, es el complemento perfecto para el chasis deportivo. Un doble sistema de embrague reemplaza el diferencial convencional del tren trasero, asegurando una transmisión más precisa de la potencia a cada una de las ruedas traseras. Esto significa que el Insignia Sports Tourer GSi va exactamente por donde marca el conductor (y el sobreviraje, cuando las ruedas delanteras tienden a resbalar hacia el exterior de la curva, queda prácticamente eliminado).

Para transmitir la potencia a la carretera de forma efectiva, los ingenieros de Opel han equipado el Insignia Sports Tourer GSi con adherentes neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S, calzados en grandes llantas de 20 pulgadas. Y para ofrecer el mayor poder de deceleración a alta velocidad, los potentes discos delanteros con pinzas de 4 pistones de 345 mm de diámetro desarrollados por Brembo se encargan de ello. Todo esto, junto al diseño ligero del Sports Tourer asegura una experiencia de conducción directa y deportiva que no suele ser fácil de encontrar en un station wagon.

Diseño afilado y gran confort: protagonista diario con aspecto de coche de carreras

Lo mismo es aplicable al interior. Aquí, el GSi station wagon combina el generoso espacio y el gran nivel de confort del Sports Tourer, con el encanto de un coche de carreras. Esto hace del Insignia Sports Tourer GSi un coche muy divertido tanto para los pasajeros como para el conductor, que se encuentra cómodamente sentado en un asiento deportivo especialmente diseñado por Opel para el GSi. Los asientos deportivos ergonómicos premium opcionales están certificados por AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V. - Campaña para las espaldas más saludables) con el respaldo elevado y el reposacabezas integrado – luciendo orgullosamente el logo GSi bordado – brindan un excelente apoyo lateral al pasar deprisa por curvas así como un excelente confort en viajes largos. Al igual que en el Insignia Grand Sport, ofrece ventilación, calefacción, masaje y laterales ajustables. El volante con la parte inferior achatada y los pedales de aluminio aumentan aún más esta sensación de deportividad en el habitáculo.

La distancia entre ejes del Insignia Sports Tourer GSi de 2.829 mm asegura una excelente disponibilidad de espacio que es particularmente destacado para las piernas de los ocupantes del asiento trasero. Todos pasajeros disfrutan del mejor infoentretenimiento y la mayor conectividad gracias a los más avanzados sistemas multimedia IntelliLink compatibles con Apple CarPlay y con Android Auto. Naturalmente, el revolucionario sistema de conectividad personal y servicio de asistencia Opel OnStar, también se encuentra a bordo del vehículo ofreciendo servicios que más allá de los ya conocidos, como las “reservas de hotel ” y también encontrar plazas de aparcamiento . Gracias al potente punto de acceso WiFi 4G/LTE  todos los ocupantes del Insignia Sports Tourer disfrutan de un rápido acceso a Internet al que poder conectar sus dispositivos.

El llamativo aspecto deportivo del Insignia Sports Tourer GSi se completa con las entradas de aire cromadas situadas delante de los pasos de rueda delanteros y las dos salidas del escape cromadas o el sutil spoiler trasero necesario para generar carga aerodinámica en el tren trasero. Al igual que el modelo de serie, el compartimento de equipajes ofrece un volumen de carga que va desde los 560 a los 1.665 litros de capacidad y la opción del respaldo trasero plegable en secciones 40/20/40, lo que permite diferentes configuraciones. Para que las operaciones de carga y descarga sean lo más sencillas posible, el portón trasero se puede abrir y cerrar haciendo solamente un movimiento del pie bajo el paragolpes trasero. El conductor del Insignia Sports Tourer GSi se beneficia de las avanzadas tecnologías ofrecidas en la nueva gama Insignia. Entre lo más destacado está la nueva generación del sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED® o el Aviso de Colisión Frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia. Esto hace al nuevo Insignia Sports Tourer GSi tan efectivo y práctico y, por encima de todo, tan seguro y confortable para toda la familia.

33 años de tradición: los modelos GSi de Opel

El Insignia GSi continúa una larga tradición de coches deportivos Opel con el apellido GSi. Los primeros en provocar el entusiasmo de los aficionados fueron el Manta GSi y el Kadett GSi (115 CV de 1,8 litros) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DOHC (doble árbol de levas en cabeza) de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi con varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) que se ha convertido en un clásico muy codiciado. Hasta ahora, el último modelo GSi era el Corsa D que se lanzó en agosto de 2012.