miércoles, 6 de diciembre de 2017

ANFAC Y DGT REALIZAN UNA JORNADA DE TRABAJO SOBRE VEHÍCULO CONECTADO Y AUTÓNOMO



Asistieron más de 40 representantes de las marcas asociadas a ANFAC

Los desafíos que se presentan con la llegada del vehículo autónomo y conectado han sido tratados en una interesante jornada de trabajo organizada por ANFAC y en la que se ha contado con destacados expertos en el tema de la Dirección General de Tráfico (DGT).


VEHÍCULO CONECTADO
Jaime Moreno, Subdirector General de Operaciones Movilidad en la Dirección General de Tráfico (DGT), y Juan José Arriola, Jefe de Área de Vigilancia de la DGT, fueron los encargados de exponer a los más de 40 asistentes por parte de las marcas asociadas de ANFAC, la visión que desde el organismo público se tiene del desarrollo del vehículo conectado y autónomo.

En primer lugar, los responsables de la DGT presentaron a los asistentes la "Plataforma del vehículo conectado DGT 3.0" que se está poniendo en marcha desde Tráfico. Una plataforma tecnológica que permitirá mantener conectados a los distintos usuarios de la vía ofreciéndoles información de tráfico en tiempo real y que está enfocada, principalmente, como resaltó Jaime Moreno, "a lograr una movilidad más segura e inteligente".

La conectividad, tal y como se destacó en la jornada, es algo imparable y una oportunidad para todos: usuarios, fabricantes de vehículos y, también, para la Administración. La relación entre todos los actores involucrados en la "Plataforma del vehículo conectado DGT 3.0" se definió como un "triple win": los usuarios ganan en seguridad, los fabricantes pueden dar más contenido a sus productos y la Administración avanza en la mejora de la gestión del tráfico.

VEHÍCULO AUTÓNOMO
Otro de los temas clave en la jornada, y que suscitó un amplio debate, fue la introducción del vehículo autónomo, en sus diferentes niveles de autonomía. La DGT trasladó su convencimiento respecto al vehículo autónomo, indicando que permitirá avanzar en el campo de la seguridad, al reducir los errores humanos, así como mejorar la eficiencia y sostenibilidad del transporte.

En este sentido, la DGT trasladó su voluntad de desarrollar el marco regulatorio necesario para facilitar la puesta en circulación de vehículos equipados con esta tecnología.

Los principales aspectos del cambio normativo a realizar, que se enmarcarán en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, se centrarán en la definición de responsabilidades a partir del tercer nivel de automatización y en la definición del proceso de homologación o certificación de la aptitud técnica de los sistemas autónomos. La DGT indicó que, para el desarrollo de estas modificaciones, escucharán al sector y mantendrán los criterios de flexibilidad, neutralidad y enfoque integrado, sin caer en la "sobre-regulación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario